Wednesday, February 21, 2007

14.

Luis, el tipo que me arrienda la pieza, me preguntó si he visto al universitario de la pieza 2. No he tenido la suerte, le respondí. Hace varios días que Diango no aparece. Seguro que se gastó la plata de la mensualidad y no quiere verle la cara a Luis, quien aparenta ser una persona relajada aunque a nadie le gusta que lo jodan con plata. Luis dijo que dejará pasar esta semana-ya estamos a miércoles- y que el domingo, recién, le sacará todas sus pilchas a la calle. No me imaginó a ése gueón enojado. Es como pacífico, medio hippie, más artesano que hippie –lo de hippie puede sonar a vago-. Fabrica unos horribles zapatos de cuero y otras porquerías. Tiene su clientela, tipos como él. No me perderé, en todo caso, el desalojo.
Le pude dar el número del celular del universitario, si Luis, claro, me lo hubiera pedido, pero ignora mi vínculo con el chico. Mejor que sea de esa manera.

1 comment:

Literófilo said...

Viejo me tenès con la espectativa...Por cierto vistaste mi otro blog, yo hago lo mismo que vos www.literofilia.blogspot.com Saludos...