Tuesday, May 01, 2007

38

Detengo a un taxi amarillo en una avenida húmeda de Iquique, frente al mar. Bajo el parabrisas el rostro de un hombre misterioso. Distingo a Travis de Taxi Driver. Sin decirle a donde voy, me deja en mi destino. Meto la llave a la cerradura después que Travis desaparece por Héroes de la Concepción con Tarapacá.
El portamaletas del Chevy Nova es amplio, como todo en ese auto. Hay espacio como para esconder un arma. Se me ocurre una catana tipo samurai que venden el Zofri. Los cuchillos siempre son más intensos, más rituales. Tal vez me detenga en el desierto y me haga una harakiri, ante mis pasajeros. Serán cuatro. Tres atrás y uno a mi lado. Les contaré mi sueño recurrente con Travis. Después le pasaré el diario de la ciudad que siempre tiene un crimen en la portada. Luego vendrá mi aventura con el psicópata de Alto Hospicio, desde el principio, mientras escucharemos un disco de Rudy La Scala –un cantante de telenovelas que le gusta a Julio-. Algunos se quedarán dormidos con la mezcla: historia y música; otros dirán que también lo conocieron, y otros se revelarán con rabia y odio. “Usted que hizo para detener los crímenes”, me dirá. En ese tiempo fui periodista, le diré, fui testigo privilegiado de la tragedia, nadie como yo conoce los hechos. Usted también es asesino por no hacer nada, por lavarse las manos, por dejar que ese guevón de mierda asesinara a sangre fría. Usted es un indolente, un sicópata como esa mierda, una escoria, un cobarde, la peor basura.
Creo que será el momento para detener el auto y sacar la catana.
Escribo esto desde el computador de un centro de llamadas telefónicas, en la Zofri.

3 comments:

xasco said...

Tambien soy culpable por disfrutar del morbo, pero por lo menos, soy sincera.

Que será peor? Ser por ser, ser sin ser, o ser siendo todo lo que el resto no quiere que seas...

Hay que entender cómo funciona el hombre, el animal, el cerebro y como trabajan y se funden en conjunto.
Todo lo demás es parte de un circo que nadie se cree, ser bueno está en la escencia de cada uno y ser malo también lo está, por eso el cerebro, para eso la inteligencia, para elegir de que se disfruta más siendo.

TOY PURO DANDO JUGO....CUEEEK

Fhayruz said...

El problema es que si nuestro periodista se lanza con la performance del harakiri es que aunque sería muy sui generis, (me imagino que le ncantaría)lamentablemente hasta ahí no más quedaríamos los que disfrutamos del morbo (como dice mi amiga Chascona)...igual como dijo una vez Kurt Cobain "es mejor quemarse que desvanecerse" igual podría detener el taxi y quemarse a lo bonzo, seria menos ritual y solemne, pero mas espectacular desde el punto de vista del espectador...digo yo...

JA!

Pero no, por que quiero seguir leyendo...

SALUDOS!!

bellaco said...

y es que a veces el personaje anda más depresivo que de costumbre, por el tema de la culpa. Lo del Harakiri es por Mishima, aunque un bonzo es más realista, pero... todavía hay bastante que leer. Queda un mes. Se les agredece su lectura.